Motores a lo grande ¡non stop!

Hace mil años trabajé en una imprenta. Hace tanto de aquello que realmente me parece que han pasado mil años de verdad, y sin embargo hay cosas que recuerdo como si fueran ayer. Cosas como que las máquinas funcionaban las 24 horas del día, que los compañeros de ese departamento hacían turnos y se quejaban de lo duro que era el de noche; por el frío, por el sueño. A los que veías una semana por la mañana ya no los veías hasta el cabo de dos semanas, iban rotando en turnos de 8 horas para que aquellas enormes máquinas de varios cuerpos hiciesen rugir sus motores sin parar. Otra cosa que recuerdo bien fue el día que se “murió” el servidor. El servidor era un aparato enorme con varios módulos donde se almacenaba toda, y digo toda la información que hacía que esa empresa marchase. Sin servidor no podíamos trabajar los de diseño, los de artes finales, los de pruebas,… eso sí, en la nave las máquinas seguían rugiendo, pero por pocas horas, porque el servidor no iba a mandarles ningún trabajo más. La alarma saltó, necesitábamos una reparación urgente y el recambio de la pieza averiada en cuestión estaba en Barcelona. Eran otros tiempos, hablo de los años 90 (hace mil años!) y las comunicaciones no eran lo que son hoy. Uno de los compañeros tuvo que marchar a Barcelona, con el servidor en el maletero…

Globo terráqueo con puntos comunicados

En el s. XXI todos los puntos del mundo están a 24h de distancia

Pedir un repuesto de motores en el s. XXI

Esto es lo que hubiera pasado hoy (en el s. XXI) en esa empresa. Al momento de averiarse el aparato el responsable se hubiese conectado a internet, encontrando una oferta de repuestos nuevos y de segunda mano muy considerable, ¡en todo el mundo!. Hubiese podido revisar las características técnicas de lo que ofrecían esas páginas, comparar, ver fotos del recambio de piezas para la reparación… y hubiese realizado un pedido del repuesto en cuestión en la empresa que le hubiese ofrecido más confianza en su página de Quiénes somos: equipo humano, almacén, stock, servicio… Con un servicio de transporte útil hubiésemos tenido todo solucionado en 24 horas, y todo lo que hubiese hecho el encargado sería haberse sentado un rato en el ordenador, en vez de pegarse un viaje de noche, en coche y a la aventura…

Porque con los motores grandes ya se sabe que si se paran pierdes dinero. Busca la solución en internet, busca la solución de compras online. ¡Non stop!

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: